• By
  • 0

El Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo, Segat, a través de los educadores ambientales, de la Subgerencia de Calidad Ambiental y Proyectos, viene trabajando intensamente en la sensibilización a los ciudadanos sobre el uso del plástico, del cual se pretende erradicarlo al 100%, debido a las serias consecuencias que ocasiona. Este elemento sintético, en su mayoría, usado una sola vez, puede tardar hasta 400 años en degradarse y suele contener aditivos que contaminan el agua y el suelo, sin dejar de mencionar el atentado que representa a la fauna silvestre.
A nivel nacional, el consumo de bolsas plásticas está afecto a un impuesto gravado por la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (SUNAT), cuyo importe deberá figurar en los comprobantes de pago (boletas o facturas electrónicas), como el impuesto al consumo de las bolsas de plástico (ICBPER).
Ante ello, y con el propósito de disminuir su uso, a través de la ley  30884, “Ley que regula el plástico de un solo uso y los recipientes o envases descartables”, se determina el cobro de un impuesto, a fin de condicionar a los consumidores a reducir dicha utilización o erradicarla.
En Trujillo, el Segat, viene realizando constantes visitas a los diferentes territorios vecinales del distrito de Trujillo, en coordinación con sus autoridades y comités de gestión. En estas actividades también participan los promotores ambientales (escolares, juveniles y comunitarios o de territorios vecinales), desde sus diferentes espacios, a fin de llegar a la mayor cantidad de ciudadanos posibles.
La medida, considera un incremento paulatino hasta el próximo 2023, determinando el valor de este impuesto, desde 0.10 a 050 céntimos por bolsa, los cuales serán pagados por los productores, importadores, centros comerciales, distribuidores y consumidores; de acuerdo al siguiente cronograma: S/ 0.10 en 2019, S/ 0.20 en 2020, S/ 0.30 en 2021, S/ 0.40 en 2022, S/ 0.50 en 2023 y años subsiguientes, de manera indefinida, en caso no exista una modificatoria.
Es importante indicar que en un primer momento, en la etapa de proyecto, se planteó disponer que lo recaudado por SUNAT sea transferido al Fondo Nacional del Ambiente, FONAM, pero, según el artículo 12 de dicha ley, indica que dichos ingresos “… el impuesto al consumo de las bolsas de plástico constituye ingreso del tesoro público y su administración le corresponde a la SUNAT”.
Además, el artículo 3 de la norma prohíbe que en el plazo de 12 meses contados desde su vigencia la fabricación y consumo de bolsas plásticas menores a 900 cm2 y de aquellas cuyo espesor sea menor a cincuenta micras (50 µm), también como de sorbetes. En el plazo de 36 prohíbe la fabricación y consumo de platos, vasos y otros utensilios y vajillas de base polimérica, que no sean reciclables, y de vasos de poliestireno expandido (tecnopor) para alimentos y bebidas de consumo humano.
Por su parte, el Segat, sugiere el uso de bolsas de tela, tomatodos y utensilios ecoamigables, a fin de reducir el impacto negativo que genera el plástico a la naturaleza.

Fuente:
IMAGEN MPT

 

Enlace de referencia

 

Descriptores temáticos

 

Galería